Esto ya no es lo que era. Ahora ya no basta con que te okupen tu propiedad, sino que además debes pedir disculpas por intentar proteger lo tuyo

Esto ya no es lo que era . Un okupa te denuncia porque te rebelas contra su decisión de ocupar tu propiedad

Esto ya no es lo que era . Okupas una vivienda, es este caso, no cualquiera, sino un chalet adosado y estás en el derecho de protestar porque un impertinente propietario protege lo suyo.

Esto ya no es lo que era. Ya tenemos okupas de primera y de segunda categoría, quizás también una de tercera

Esto ya no es lo que era. Dicen los okupas que lo que les han hecho no es legal, o sea, que lo que han hecho ellos es de lo más legal. Esto ya no es lo que era

Tenemos conocimiento de que el tapiado no ha sido a cargo de los vecinos del Molí de la Torre

 Se habían instalado en una vivienda unifamiliar de la urbanización. La asociación vecinal niega tener nada que ver con lo ocurrido

Débora Teodoro y su madre, Rosa, frente a la casa que habían ocupado en la calle Pere Vergés de Cambrils.

Una familia okupa ha denunciado a la asociación de vecinos de la urbanización Molí de la Torre de Cambrils por tapiar la casa donde se había instalado, ubicada en la calle Pere Vergés, y gestionada por Solvia. La denunciante es Débora Teodoro, y la presentó el miércoles 9 de marzo en el Juzgado de Instrucción número 4 de Reus, en funciones de guardia. Casada y con tres hijos, acusa a los responsables de la entidad de haber tapiado la puerta de entrada y todos los accesos para que no pudieran entrar en ella, y lamenta que tienen sus pertenencias en el interior.

Vivían en un piso de alquiler pero, según explica Débora, no podían pagarlo. Después de varios meses, lo dejaron. Se quedaron en la calle. Y se instalaron en una casa del Molí de la Torre, con unos ingresos de 400 euros al mes y a la espera de un alquiler social, señala. La vivienda está gestionada por Solvia. «Buscamos una que no fuera de un particular, para intentar no perjudicarle. Esta estaba vacía desde hacía años, y nos instalamos aquí. Además, está cerca del colegio de los niños», explica la madre de la familia. Estuvieron instalados algunas semanas, hasta hace apenas unos días, cuando alguien tapió los accesos. «Lo han hecho con nuestras cosas dentro. Y esto no es legal», afirma. La familia acusa de ello a los vecinos. Y les han llevado ante el juez.