Cambrils, a vueltas con la bodega y el gesto del gobierno

Noticias

Hace pocas fechas publicábamos una nota de prensa sobre la compra de la bodega de la Cooperativa, que como muchos ya sabréis, falló y quebró afectando a una multitud de vecinos de Cambrils

Es buena la idea del Ayuntamiento de realizar, de la forma que sea, la compra de la bodega para preservar un edificio característico de Cambrils y al mismo tiempo ayudar a amortiguar la deuda de la Cooperativa

Muy bien, pero qué pasa con el resto de ciudadanos?, porqué se sube la recogida de basura un 14% y por segundo año consecutivo?, qué rollo es ese de subir el IBI a los inmuebles vacios?, existen intereses ocultos en esa compra?

Es que no existen economistas en los ayuntamientos?, que no hay profesionales de las cuentas?, no, no hay, solo hay políticos que solo saben hacer política destinada a sus intereses de partido. La ciudadanía, somos algo que solo servimos para votar cada 4 años

La compra del edificio de la Cooperativa obliga a celebrar un segundo pleno el día que se aprueban las ordenanzas

El doble pleno extraordinario volvió a dejar en evidencia las diferencias entre gobierno y oposición.

Este próximo domingo 22 de diciembre se cumplirán cuatro años del inesperado cierre de la sección de crédito de la Cooperativa Agrícola de Cambrils. Un día que no olvidaran aquellos cambrilenses que se vieron sorprendidos por el cese de la actividad que supuso el bloqueo de sus cuentas bancarias a las puertas de la Navidad.

En su momento el Ayuntamiento manifestó su apoyo a los afectados, pero el gesto que se reclamaba desde hace tiempo por parte de estos vecinos llegó hace unos meses, cuando la entidad puso a la venta el edificio de la bodega y se iniciaron una serie de reuniones para poder adquirir el inmueble declarado Bé Cultural d’Interès Local (BCIL).

Unas negociaciones que sirvieron para dividir todavía más oposición y gobierno. Mientras unos defendían la compra de la bodega para preservar el patrimonio cultural del municipio, y de paso «ayudar» a la Cooperativa a cumplir su plan de viabilidad, otros criticaban ferozmente el paso que estaba a punto de dar el equipo de gobierno, que ayer volvió a dejar clara su postura.

Parecía un día normal de pleno extraordinario. En el orden del día se incluía la aprobación de las ordenanzas para 2020 –tema que trataré más adelante-, pero el gordo salió cuando faltaba un minuto para las 11 de la mañana. La alcaldesa -Camí Mendoza- anunció que, una vez acabada la sesión, se iba a celebrar una comisión de hacienda extraordinaria urgente y acto seguido otro pleno para aprobar de manera definitiva la modificación de crédito que se aprobó en noviembre y que permitía destinar 677.568,20 euros a esta compra.

Tras unos minutos de incertidumbre se supo que el PP había presentado unas alegaciones a esta modificación proveniente del superávit de 2018 que se destinaba a inversiones financieras sostenibles. Cabe recordar que si finalmente no se utilizaba el dinero se debía emplear obligatoriamente a reducir deuda, de ahí el motivo de la urgencia para aprobar definitivamente este punto.

Como explicó el concejal de Hacienda -Jaume Gila-, el portavoz de la formación -David Chatelain- no se había ceñido a la ley de las haciendas locales a la hora de presentar sus alegaciones. Una cuestión técnica que fue criticada por la oposición, que apuntaron que se podían aceptar como alegaciones políticas. De nuevo volvieron los reproches a la sala. Que si la compra «no soluciona los problemas que tienen los cambrilenses» o «que es la última de sus preocupaciones». Unas afirmaciones podríamos decir que atrevidas, puesto que hay varios vecinos que han mostrado su apoyo a la compra de este espacio que ofrece muchas posibilidades para sacar un rendimiento económico, por ejemplo, un museo-restaurante.

«Estas prisas con la modificación son incomprensibles (…) hagan lo que quieran, compren el edificio pero empiecen a pensar en los cambrilenses», afirmó Chatelain. Unas palabras que suscribieron la socialista Ana López y el ciudadano Juan Carlos Romero. Destacar que este último en el debate electoral organizado por Revista Cambrils en mayo manifestó que el ayuntamiento sí debería comprar el edificio.

La polémica del 14%

Previamente en el primer pleno convocado oficialmente se aprobaron definitivamente las ordenanzas fiscales para 2020 que incluyen una subida del 14% en el recibo de las basuras. Como ocurriera en la sesión de septiembre en la que se pasó la aprobación inicial, la oposición volvió a expresar su postura contraria a este punto. «En dos años la tasa se ha incrementado un 21% sin que este aumento suponga una mejora del servicio», lamentó el portavoz popular.

También las críticas se centraron en Oliver Klein, del Nou Moviment Ciutadà. «Ha sido una decepción porque se ha pasado ocho años reclamando incentivos para la promoción económica y no lo ha hecho ahora que está en el gobierno. También decepción con el resto del gobierno. Esto no es hacer política (…) No han aceptado propuestas tan sencillas como que el gobierno asuma una parte de esta subida de la tasa, no han querido», manifestó López.

En esta línea, Romera aseguró que el NMC y Klein «han roto el tiempo récord de decepción en el ayuntamiento» y aseguró que las ordenanzas eran un «copia y pega» de las anteriores. «¿Dónde está la renovación y el cambio con la entrada de un nuevo partido?», preguntó.

El otro punto polémico fue el recargo del 50% del IBI a las viviendas vacías, una medida «difícil de implementar» según la oposición. La concejal de Benestar Social, Hélène Arcelin defendió la porpuesta. «Queremos activar las viviendas vacías y para consegurilo tenemos que aplicar este IBI. Tenemos una problemática social», afirmó.

 

Deja un comentario, solo usuarios registrados

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.