Veamos, por partes. Peatonalizar calles, en principio es una buena idea, yo diría que excelente

Es de suponer que si va adelante esta iniciativa se tendrán en cuenta todos los factores que intervienen en una decisión de este calibre

Y de entrada se me ocurre la poca o nula oferta para aparcamiento de coches

El Presidente de la Unió de Botiguers, dice : pretender aparcar debajo de casa en las ciudades del siglo XXI es «anecdótico».

Vaya, ahora resulta que quienes se compraron una vivienda en esa zona, ya no tienen derecho a vivir en el Siglo XXI. Comentarios los que se quieran, igual él vive en otra zona

Tal como decíamos al principio, es una excelente idea siempre y cuando no solamente beneficie a unos pocos y la mayoría se vean afectados negativamente

Ayuntamiento, hay que estrujarse el cerebro y gobernar para todos

La iniciativa pretende dinamizar el casco antiguo dando prioridad a los viandantes en la calle Plaça de la Vila o la calle Hospital. En la zona del Port se ha planteado extender la medida a la calle Pau Casals donde hay mucho tráfico

La zona comercial del Port está más activa durante la temporada turística

El Ayuntamiento de Cambrils estudia peatonalizar las calles de los principales ejes comerciales del municipio para dar un impulso a los negocios de proximidad. En el casco antiguo de la ciudad se daría prioridad a los viandantes en la calle Plaça de la Vila o la calle Hospital. Mientras que en la zona del Port se pretende acabar con el tráfico rodado en la calle Pau Casals.

La iniciativa surgió tras el estudio de la situación del comercio en Cambrils llevado a cabo por la empresa Hidra en 2017. Según la concejala de Promoció Econòmica, Ana López, las zonas comerciales se tienen que «pacificar» para crear espacios que inviten a la gente a pasearse y de este modo «dar vida al municipio». «No quiere decir que tengamos que sacar todos los vehículos de golpe», remarca López.

Por su parte, desde la Unió de Botiguers de Cambrils lo ven con buenos ojos. «Nos parece bien. Todo lo que sea peatonalizar a medio y largo plazo es bueno», explica el presidente de la entidad, Enrique Arce, aunque es consciente de que no todo el mundo está de acuerdo con esta medida. En este sentido, recuerda que pretender aparcar debajo de casa en las ciudades del siglo XXI es «anecdótico».

El documento de diagnosis concluye que la oferta comercial en el municipio «es de lo más completa». En este sentido, López, añade que «en Cambrils se cubren casi todos los sectores, puedes comprar desde muebles hasta ropa (…) por lo básico tienes de todo».

El núcleo antiguo es la zona más estable para un negocio según un estudio de 2017

La oferta comercial de Cambrils cuenta con un total de 578 establecimientos y en total hay 17,37 por cada 1.000 habitantes, una cifra superior a la media catalana que es de 13,47. Por segmentos, las tiendas que más abundan en el municipio son aquellas relacionadas con los equipamientos para las personas (203), las de productos cuotidianos alimentarios (179) o las equipamientos para el hogar (91), entre otras.
Según la concejala de Promoció Econòmica, el comercio del casco antiguo se caracteriza por ser «más estable» ya que los principales consumidores son del municipio mientras que en la zona del Port el perfil de cliente es más turístico. En este sentido, el mercadillo ambulante de los miércoles que se instala en el Passeig Albert también sirve como polo de atracción hacía el comercio de proximidad, así como la Escola de Música.

Según el documento, faltaría idear un plan de señalización comercial e instalar totems de Cambrils Obert en puntos estratégicos de la ciudad. Por contra, los aparcamientos sí que están bien señalizados.

Ayudas a los emprendedores
López expone que desde el Ayuntamiento hay en funcionamiento el servicio de Cambrils Emprèn para aquellos que quieran informarse y asesorarse a la hora de abrir su negocio. A parte también disponen de una línea de ayudas económicas llamadas Suma i Sumem para dar un pequeño impulso a los emprendedores y también por diferentes segmentos como los jóvenes, las mujeres o los parados de larga durada.

«En Cambrils se cubren casi todos los sectores (…) puedes comprar desde muebles hasta ropa», Ana López, Concejala de Promoció

La zona más atractiva para aquellos que quieren abrir un nuevo negocio es la del casco antiguo. Pero los comerciantes lamentan que el Ayuntamiento «no ponga facilidades» y ponen de manifiesto que hay una normativa demasiado «restrictiva» que hace que los emprendedores se echen atrás.

Por su parte, desde el consistorio explican que en el caso de la normativa de inicendios viene marcada por la Generalitat y no pueden modificarla.

¿Unificar horarios?
La idea del Ayuntamiento es tirar hacia delante el Pla de Promoció conjunta entre las tres asociaciones de comerciantes del municipio: la Unió de Botiguers de Cambrils, la Xarxa del Port y la Associació de Comerciants i Empresaris Vila Centre.

Desde la Unió de Botiguers consideran que para tener un comercio local más potente sería conveniente funcionar como un centro comercial a cielo abierto, es decir, unificando los horarios de apertura y cierre de las tiendas para no confundir a los clientes. Una posición que también defienden desde el Ayuntamiento: «Si la gente los fines de semana viene a comer quizás no hace falta que las tiendas abran hasta las ocho o las nueve de la noche porque la gente ya no está. Quizás es mejor abrir al mediodía», señala López. Precisamente ya se ha hecho algún experimento con los horarios en este sentido, pero Arce considera que para cambiar la tendencia hacen falta unos años. «Probarlo tan solo un año no funciona», explica.

«Tenemos que cambiar la mentalidad para que la tecnología sea una oportunidad y no una barrera», Enrique Arce, Presidente de la Unió de Botiguers

Las asociaciones de comerciantes junto al Ayuntamiento impulsan diferentes actividades durante todo el año para dinamizar el comercio. Aseguran que las que más funcionan son las Fires de Rebaixes.

Sinergias con la gastronomía
En este sentido, Arce insiste en que desde el sector se deben crear sinergías con las iniciativas gastronómicas de la ciudad y expone que juntar la Fira de Rebaixes de febrero con las Jornades de la Galera ha sido un éxito.

A nivel interno los comerciantes también hacen autocrítica y consideran que lo que deben mejorar es en la transformación digital. «Cambiar la mentalidad para que la tecnología sea una oportunidad y no una barrera», apunta Arce. El presidente de la Unió de Botiguers considera imprescindible que los propietarios de los negocios se vayan formando en las diferentes plataformas y redes sociales que les pueden ayudar a sacar más partido de sus establecimientos.

Finalmente también piden que el Ayuntamiento actúe con más presencia policial para evitar el top manta en la zona del Cap Sant Pere ya que supone una competencia desleal para el sector.