Pocas veces se da el caso de que gobierno municipal y oposición están de acuerdo, y nosotros, por no ser menos, también lo estamos

Cada cual con su forma de ganar la vida, nosotros no somos quienes para decirle a nadie como debe hacerlo, pero sin molestar a nadie

Prohibirá los inmuebles dedicados a esta actividad a menos de 200 metros de una vivienda

La modificación del POUM tiene previsto alejar los locales de prostitución de las viviendas de uso residencial.

 

Cambrils ha iniciado los trámites para regular los locales ubicados en el municipio donde se ejerce la prostitución. En el último pleno ordinario se aprobó inicialmente la modificación puntual de los artículos de las Normas Urbanísticas del POUM (Pla d’Ordenació Urbanística Municipal) que admiten el uso recreativo combinado con el uso residencial, añadiendo la prohibición del uso de la prostitución y la previsión de distancias respecto al uso residencial.

El concejal de Urbanismo, Joan Maria Artigau, explicó que, según un informe de la Policía Local, se había detectado que esta actividad en las viviendas de edificios plurifamiliares había aumentado en los últimos años. Fruto de este incremento se habían generado conflictos vecinales en aquellos inmuebles donde se se practica la prostitución. «Los residentes se han quejado de los ruidos y otras molestias que han percibido», señaló el responsable, que aseguró que muchos ciudadanos habían pedido al consistorio una solución a este problema.

El edil afirmó que era importante separar el uso recreativo del uso residencial en los locales porque esta clasificación es decisiva a la hora de realizar inspecciones y otras actividades de control. «Si se alega que en el local donde se ejerce la actividad es un domicilio habitual, la potestad inspeccionadora se verá limitada», manifestó.

La propuesta inicial de este acuerdo establecía que estos establecimientos deberán estar, como mínimo, a 100 metros de las viviendas

Artigau también argumentó que la modificación tiene el objetivo de aumentar la distancia perceptiva entre estos dos tipos de locales, un detalle importante para acabar con las quejas de vecinos y también de los cuerpos de seguridad municipales. La propuesta inicial de este acuerdo establecía que estos establecimientos deberán estar, como mínimo, a 100 metros de las viviendas. Pero la cifra se cambió a petición de los miembros de la comisión informativa de la concejalía, que acordaron ampliarlos a 200 metros.

Prohibición de la actividad

La modificación, que se aprobó por unanimidad, decreta la prohición del ejercicio de actividades recreativas de prostitución cuando alguna parte del inmueble o el conjunto mobiliario esté destinado a uso residencial. Además, se suspende en todo el ámbito del término municipal la otorgación de licencias de uso, obras y actividades para la implantación o establecimiento de actividades recreativas de este tipo por un periodo de dos años, de acuerdo con lo que establecen los artículos 73 y 74 del Decreto Legislativo 1/2010 del 3 de agosto de la Ley de Urbanismo de Catalunya. «Este proceso se hace para facilitar el trabajo de la policía de seguimiento y el control de estas mafias y que todo esté regulado», dijo Artigau.

Los concejales de la oposición valoraron muy positivamente esta modificación inicial. «Es necesaria y es un beneficio para todos que se regulen estos locales», apuntó la edil no adscrita, Encarni Bello. El portavoz del PP, David Chatelain, resaltó que era muy importante regular urbanísticamente estas actividades que pueden «generar cierta alarma social» porque así se les dificulta la implantación de estos servicios.  Por su parte Ivan Sanz, de la Assemblea de Cambrils, denunció la «lacra social» de la prostitución. «Tenemos que defender a estas trabajadoras sexuales que en muchos casos están esclavizadas y  debemos acompañarlas y ayudar las y acabar con estas organizaciones criminales», afirmó.

También Oliver Klein, del Nou Moviment Ciutadà, señaló que con este cambio en la ordenanza el consistorio estaba trasladando al ámbito local la legislación catalana.

Nuevo POUM

Durante el debate, el concejal de Ciutadans, Imanol Rico, aseguró que con este cambio se recogen las «reivindicaciones históricas» de la Policía Local. Asimismo, el portavoz de la formación aprovechó su turno de palabra para reclamar la elaboración de un nuevo POUM. «¿Van a iniciar el proceso de hacer uno nuevo en lo que queda de mandato?», preguntó.

Ante esta pregunta Joan Maria Artigau, en representación del equipo de gobierno, apuntó que no tenían la intención de rehacer este documento en los próximos meses. Cabe recordar que en las últimas sesiones se han modificado varios parámetros urbanísticos incluidos en el plan de ordenación municipal.  En el pleno también se aprobó de manera unánime otra reforma puntual, en este caso, para regularizar el uso de los clubs de fumadores de cannabis y sus usos asociados.