La nueva estación modificará los hábitos de movilidad ferroviaria en el Baix Camp y el sur del Tarragonès. Los trenes podrían llegar en menos de una hora a Barcelona

Parece ser que por esos motivos técnicos que no sabríamos explicar, Cambrils tendrá una importancia que hasta ahora no ha tenido en el sistema de desplazamientos ferroviarios

No es una mala noticia, siempre que algo favorezca, directa o indirectamente a nuestro municipio, ha de celebrarse

Bienvenida esa nueva distribución de las líneas férrea

La ministra de Fomento, Ana Pastor, visitó el pasado día 16 la futura estación de Cambrils.

Los reiterados cambios que ha hecho el Ministerio de Fomento en el proyecto del Corredor del Mediterrani habrán acabado beneficiando al municipio de Cambrils, que sin preverlo se situará en el centro de este eje entre Barcelona y València. Al menos en un primer momento ya que L’Hospitalet de l’Infant también tiene su proyecto, el apeadero de PortAventura se espera para más adelante y no se sabe aún qué pasará con la estación intermodal.

Con todo, el municipio del Baix Camp ganará peso. «Sin jugar, a Cambrils le ha tocado la lotería», asegura Agustí Segarra, catedrático de Economia Aplicada de la Universitat Rovira i Virgili (URV). Según explica, la entrada en funcionamiento de la nueva estación, que en principio está prevista para el primer trimestre del año que viene, «desplazará el epicentro del triángulo Tarragona- Reus- Cambrils». Aunque éste también precisa que «no creo que sea un impacto directo sobre el municipio, sino de configuración racional de la oferta ferroviaria».