Lamentablemente esta situación se repite

No es de recibo que porque ha habido un cambio de gobierno, tengamos unos trabajadores que no cobran cuando toca y se les de largas a sus reivindicaciones

Es un problema viejo, y lo que no se puede hacer es jugar con la gente

Que tengamos gobierno nuevo no es excusa y más si repite la máxima responsable del Ayuntamiento

Algunos de los trabajadores protestaron con carteles en el vestíbulo del consistorio cambrilense

Una setentena de trabajadores del Ayuntamiento de Cambrils volvieron a protestar ayer en el vestíbulo del edificio por su situación laboral. Una movilización que se produjo tras un retraso en el pago de las nóminas de septiembre, por un problema informático, que se sumaba a la reivindicación de que el gobierno ponga en marcha de una vez la Relación de Lugares de Trabajo (RLT).

Cabe recordar que el documento que permitirá ordenar el personal del consistorio de acuerdo a las necesidades de los servicios se aprobó en el pleno del mes de mayo. De hecho se acordó que el 1 de junio se regularan los primeros 144 puestos de trabajo correspondientes a la primera fase de la implementación del instrumento, pero todavía no se ha realizado. Un incumplimiento que se juntó con la demora del pago del salario, que se efectuó ayer lunes, tres días más tarde del día fijado, y las horas extras pendientes de abonar que están relacionadas con las labores que hicieron algunos trabajadores en las elecciones del 26 de mayo.

Ante esta tensa situación, la Junta de Personal y Comitè de Empresa del consistorio se reunió ayer por la mañana con los concejales de Personal y de Bienestar Social para llegar a un acuerdo. «Somos conscientes de que ha habido un cambio de gobierno pero ha pasado el tiempo suficiente para que las cosas se hubiesen activado», apuntó a los medios Gemma Balanyà, delegada sindical de UGT en el Ayuntamiento, que lamentó que se tenga que ir «a golpe de correo» para que el gobierno reaccione.

Según la representante en la reunión se les explicó el problema que habían tenido con el pago de las nóminas y se les había pedido disculpas. Además acordaron reunirse la semana que viene en mesa negociadora para abordar la implementación del ansiado documento laboral. «Nos preocupa la RLT. Se han hecho acuerdos con otros colectivos que hoy sí están cobrando y no entendemos cómo con el resto de trabajadores no se aplica el acuerdo que aprobaron. Pedimos que cumplan con los acuerdos tomados. Y si no lo tienen que hacer por lo menos que aborden la situación, hablen con nosotros y busquen soluciones. Lo que no puede ser es que se deje pasar el tiempo porque a 31 de diciembre nos encontraremos que la bolsa de dinero para este tema, que son 538.000 euros, desaparecerá y la habremos perdido», aseguró Balanyà. Desde el colectivo avanzaron que si en la reunión no se desencalla la situación se volverán a movilizar durante el mes de octubre.

Compromiso del gobierno

Por su parte el concejal de Personal, Alejandro García, manifestó posteriormente el compromiso del gobierno de que no se vuelvan a producir retrasos en los pagos de las nóminas. También añadió que la voluntad es poder pagar las horas extras antes de las próximas elecciones del 10-N.

Sobre la RLT, el edil explicó que están preparando toda la documentación necesaria con intervención y secretaría para poder aplicar los acuerdos. «Trabajamos con la voluntad de implementar ya el documento. La semana que viene empezaremos a hablar y esperamos llegar a buen puerto. Hay voluntad y esfuerzo», afirmó.