Hemos decidido subir este artículo porque de cierta manera refleja el sentimiento de los grupos políticos sobre la obra en cuestión

Vaya por delante que nuestra Asociación nunca se ha inclinado hacia ninguna postura política, ni lo hemos hecho ni lo haremos jamás

Decimos esto porque en su día, cuando el alcalde socialista inició las obras, preguntamos a todos los representantes políticos del momento si para una pequeña ciudad como Cambrils, era necesario un edificio como el proyectado

Ninguno de ellos apuntó lo innecesario de la obra, aunque ninguno manifestó su apoyo incondicional (evidentemente con la excepción del partido promotor)

A lo que voy, los políticos, todos, aprovechan la coyuntura del momento para los intereses propios del partido.

Para el pueblo, que no molesten mucho, que ya tienen bastante con vernos y oírnos cada 4 años  y que además, de cuando en cuando, les preparamos una fiestecita

 

La mayoría de partidos apuestan por replantear el proyecto inicial, que se paró en 2010, para que se adapte a las necesidades reales del municipio y ayude a potenciar la cultura

Las obras del Teatre Auditori llevan paradas casi nueve años.

 

El Teatre Auditori es uno de los problemas pendientes que tiene Cambrils desde hace años. Las obras se pararon a finales de 2010 y durante estos años los diferentes equipos de gobierno han intentado buscar una solución para desencallar el proyecto, con un presupuesto total de ejecución de 12,1 millones de euros, que se ha convertido en un verdadero quebradero de cabeza.

La Generalitat ha reclamado el millón que concedió para la construcción del espacio

En febrero del año pasado, el gobierno formado por ERC, PDeCAT y PSC abrió una partida en el paquete de inversiones para retomar la construcción del edificio que diseñó el arquitecto Ramon Sanabria, con una superficie construida de 7.890 metros cuadrados que se distribuían en una planta baja y cuatro plantas más, además de un sótano.

«En el próximo mandato continuaremos trabajando en la apertura del espacio», señala Camí Mendoza de ERC

Una medida que se tomó para mantener la subvención de cerca de un millón de euros que otorgó la Generalitat para la construcción del espacio y que ha reclamado porque el edificio no está acabado. En noviembre el gobierno le presentó una propuesta de la que todavía no tiene respuesta.  Los candidatos de los partidos que tienen representación en el consistorio tienen claro que en la próxima legislatura se debe buscar la solución definitiva. La alcaldable de ERC, Camí Mendoza, asegura: «Cambrils necesita un equipamiento de estas características como espacio de programación de espectáculos, conciertos y exhibición de actos culturales tanto de fuera como de dentro del municipio». La actual alcaldesa afirma que realizarán un estudio de viabilidad. «Encargaremos un proyecto de desarrollo del espacio en diferentes fases que permitan la ejecución progresiva atendiendo a las necesidades de esta infraestructura», señala.

«El proyecto debe salir adelante ajustado a las necesidades reales de Cambrils», explica Lluís Abella de Junts per Cambrils

También Lluís Abella, de Junts per Cambrils (PDeCAT), manifiesta que el teatro se debe ajustar a las «necesidades reales» del municipio. «Es necesario un espacio que potencie la cultura, ahora no tenemos ningun. Para continuar la obra tenemos claro que necesitaremos financiación que debe venir de una colaboración público-privada», explica. El partido propone también ubicar un Espacio Gastronómico en la planta baja. «Nuestro objetivo es, además de ofrecer actividades culturales, crear este lugar conjuntamente con el sector. Tenemos claro que debe ser un equipamiento vivo».

«Las obras deben acabar, el espacio no se puede quedar en el lamentable estado de abandono actual», apunta Oliver Klein de Nou Moviment Ciutadà

En esta línea Oliver Klein, del Nou Moviment Ciutadà, asegura que el espacio se debe acabar porque «no se puede quedar en el lamentable estado de abandono actual». El candidato apunta: «ya hemos hablado con inversores privados interesados en la gestión del teatro que, además de tener usos congresuales, debería tener una programación cultural estable y, como requisito de contrato, también usos municipales para actividades organizadas por el consistorio y las entidades locales».

«Se debe poner en valor la obra y remoderla de acuerdo a los recursos disponibles», asegura Ana López de PSC

Por su parte el PSC, con Ana López como candidata, quiere poner en valor la obra ya realizada –estructura, cubiertas y obra civil-. «Se debe remodelar el proyecto de acuerdo a los recursos disponibles, simplificando las propuestas existentes, con producciones teatrales y espectáculos actuales más austeros» . Asimismo propone la creación de un parking subterráneo aprovechando el solar de la estación de autobuses y el patio del teatro.

Consulta ciudadana

Otros alcaldables tienen propuestas que se alejan del espacio estrictamente cultural. Es el caso de Juan Carlos Romera, de Ciutadans, que quiere aprovechar el edificio para crear un TecnoCampus con colaboración público-privada. «El colectivo joven ha sido uno de los más golpeados por la crisis económica y los grandes olvidados (…) El campus impartirá una formación basada en la industria creativa unida al proyecto de desarrollo de ciudad inteligente -Smart City-», apunta.

«Proponemos la creación de un TecnoCampus con formación basada en la industria creativa», dice Juan Carlos Romera de Ciutadans

David Chatelain, del PP, es el único alcaldable que hace referencia a la reclamación de la subvención de la Generalitat. «No podemos coger ningún compromiso porque tenemos una resolución pendiente que probablemente nos obligará a devolver el importe», asegura.

«Trabajaremos en una línea para encontrar un socio privado para finalizar y explotar el espacio», explica David Chatelain del PP

El candidato también destaca que será necesaria la colaboración externa. «Tenemos que trabajar en una línea para encontrar un socio privado capaz de finalizar y explotar el equipamiento, aunque la actual situación de incerteza económica lo hace muy complicado».

«Queremos que los vecinos puedan decidir de manera colegiada el futuro del equipamiento», señala Ivan Sanz de la Assemblea de Cambrils

Por su parte Ivan Sanz, de la Assemblea de Cambrils, quiere, en primer lugar, hacer una valoración de los equipamientos municipales. «Hay espacios infrautilizados y servicios que funcionan a medias», dice Sanz, que añade que la opción «más realista» es exponer a la ciudadanía la situación del auditorio. «Se debe hacer una consulta para que todos los vecinos puedan decidir de manera colegiada el futuro del espacio».