Esta es una noticia de difícil comentario. Todo el mundo tiene derecho a la vivienda, pero a la suya, no a la de los demás

En este caso, tenemos un edificio completo, lo cual es más extraño todavía porque parece ser que lo okupan unas familias y su promotor pretende hacer una especie de centro social

Correcto, plausible, fantástico, pero es igual de aplaudible utilizando medios ajenos?, aunque sean de un banco?

Que cada uno saque sus consecuencias

Este pasado jueves Jorge Fernández, impulsor del proyecto social ‘Edifici Dignitat, ubicado en la antigua residencia Montemar, inició una huelga de hambre ante las puertas del

Ayuntamiento de Cambrils. El principal motivo para empezar esta acción es el problema que está teniendo para empadronarse en el municipio.

Jorge Fernández, con camiseta negra, acompañado por un grupo de simpatizantes que apoyan la huelga de hambre que inició el pasado jueves por la mañana en la plaza del ayuntamiento.

«Lo están retrasando intencionadamente. El padrón es un derecho que tenemos todos. Cuando vas a vivir a un sitio tienes que empadronarte allí y aquí solo me ponen problemas», aseguró. Fernández apuntó que había solicitado el certificado hace más de un mes y ayer al mediodía lo volvió a pedir sin éxito. «El gobierno sabe que yo vivo en la residencia Montemar y cuando he vuelto a pedirlo me han dicho que todavía no está el documento y les he contestado que están vulnerando mis derechos», afirmó.

El activista, que solo bebe café y Aquarius, también manifestó que se le ha denegado el permiso de ocupación en la calle para poder colocar unas carpas en la plaza del Ayuntamiento. Fernández dijo que el requisito para poder acceder a esta petición es estar empadronado. «Me dicen que tengo que tener el certificado, pero yo he pedido permisos en otras ciudades sin estar en el padrón y me los han dado. Es la primera vez que me dicen que no me dan la autorización», explicó.

La idea del impulsor del proyecto social es poder instalar una carpa para poder informar a la ciudadanía de esta iniciativa y recoger firmas y una segunda que  se destinaría para dormir. En la primera noche, Fernández contó con la presencia de cuatro personas más que estuvieron con él y se espera que en los próximos días este número aumente.

Servicios básicos

Por otro lado Jorge Fernández también «exige» al consistorio que restablezca los servicios básicos de luz y agua en el edificio. Según apuntó, el 25 de junio los operarios eliminaron una arqueta en la acera y cortaron el tubo de entrada del agua al inmueble. «Esto fue una orden del ayuntamiento, cortaron el agua y la luz», aseguró.

El activista apuntó que tiene previsto poner una denuncia contra el ayuntamiento en el juzgado de Primera Instancia de Reus. «Hay un hostigamiento constante por parte del consistorio. Antes tenía redactados siete puntos de la denuncia y ahora ya tengo once», manifestó.
El responsable del proyecto afirmó que mantendrá la huelga hasta que no se restauren los servicios básicos del edificio y cuando se le reconozca como un «vecino con derechos».

Tres meses de gestión

Fuentes del Ayuntamiento apuntaron que tienen tres meses para aceptar o denegar la solicitud del certificado de empadronamiento.  «Le daremos una respuesta en el periodo que marca la ley, como a cualquier otro ciudadano porque primero se deben hacer informes», señalaron. Por otro lado, los servicios de agua y luz dependen de las compañías suministradoras, Comaigua y Endesa.