Buenooo, ya llegó la primera crisis. No importa el partido político

Lo que es alucinante es lo que dice el exregidor de Urbanismo en esa entrevista

Vale la pena leer el artículo

Este hombre, suelta unas cuántas perlas de las que reproduzco solo una “El concejal ha afirmado que se debe a sus votantes”

Desde cuando votamos a personas?, o es que cuando votamos escribimos en la papeleta que mi voto es por el trabajo que ha hecho tal o cual regidor?

Insisto, son unas declaraciones que dejan al descubierto muchas miserias de los que en teoría defienden los intereses de la ciudadanía

El político de Junts per Cambrils ha asegurado que no abandonará la formación ni tampoco renunciará a su acta de concejal

La crisis ha estallado en el seno del PDeCAT

Joan Maria Artigau ha dado esta mañana de viernes una rueda de prensa para desmentir que abandona el grupo municipal de Junts per Cambrils –nombre con el que el partido se presentó a las elecciones municipales- y que no tiene intención de renunciar a su acta de concejal.

El político se ha mostrado especialmente crítico con la presidenta de la agrupación, Lluïsa Gené, y con el portavoz, Lluís Abella. Artigau, que ha iniciado su intervención con la canción ‘Què volen aquesta gent?’ de Maria del Mar Bonet, ha negado con rotundidad el comunicado que la formación envió este miércoles en el que aseguraba que aceptaba la renuncia de su número 3 tras una serie de desavenencias al no poder mantener la concejalía de Urbanismo, área que llevó en el pasado mandato.

“Esto es una maniobra política orquestada por la señora Lluïsa Gené para lanzar mierda sobre mi persona”, ha manifestado. Artigau ha dado su versión de los hechos que poco tiene que ver con la del partido. Según el cambrilense, “he mostrado mi desacuerdo con las formas por cómo se han llevado las negociaciones con ERC y NMC. Estoy en desacuerdo con Gené, Abella y con el jefe de campaña pero no con los militantes”, ha dicho.

El concejal ha afirmado que se debe a sus votantes y a la gente que le han dado confianza en estas elecciones y ha comunicado que “no fallará” y que hará su trabajo “desde la concejalía que sea”. Acto seguido el político ha hecho una cronología de los hechos para entender su malestar con los dirigentes. Fue en abril cuando empezaron estas desavenencias por el hotel El Pòsit. El edil no quería hacer la rueda de prensa para explicar que se había desencallado el histórico problema que impedía el inicio de la construcción del equipamiento.

“El cabeza de lista me impuso por medio del jefe de campaña que tenía que hacer la rueda de prensa para que el PDeCAT pudiera sacar un rendimiento político de cara a las elecciones. Ellos decían que ERC quería hacer pública la noticia por su parte. Me negué y dije que era noble y que no traicionaría a la alcaldesa pero me dijeron que qué me pensaba, que la política era así”, ha argumentado Artigau, que finalmente accedió a hacer la rueda de prensa con la alcaldesa presente.

Pero la parte más polémica ha sido cuando el cambrilense ha asegurado que no es devoción de la presidenta del partido porque “tengo grabado en mi frente el sello de Mercè Dalmau”, haciendo así referencia a los desacuerdos entre Gené y la ex alcaldesa. Asimismo ha asegurado que tampoco era del agrado de Joaquim Calatayud, presidente del Consell Comarcal del Baix Camp, y también ha cargado en su contra. “Él ya tiene su silla en el Consel. Todavía espero que me devuelva las llamadas”.

La hipótesis principal de Artigau es que Gené quiere ocupar su lugar como número 3 y entrar como concejala en el grupo municipal. “Le tenemos que sumar la carta de presentación del trabajo bien hecho –ha repasado sus logros al frente de la concejalía- y el comportamiento modélico y ejemplar que ha hecho que tenga el respeto de la gente que trabaja en el consistorio y de fuera. Me ha dado un protagonismo y liderazgo que ella no tiene y eso le molesta hasta tal punto que le he hecho sombra. Tiene una guerra personal en mi contra. Sino, cómo se explica que el día de las elecciones fuera buscando culpables de los resultados, seguramente porque ella –número 4- no entró en el ayuntamiento”, ha expresado.

Reunión

El concejal ha explicado que es cierto que la semana mantuvo una reunión con las partes implicadas y que durante estas semanas de reuniones comunicó que quería mantener la cartera de Urbanismo por el trabajo hecho.

Asimismo ha dicho que el día 4 de junio ya sabía que se le había adjudicado Protecció Ciutadana cuando desde el partido le negaban que se hubiera cerrado el trato con ERC y NMC. “Creo que se corrió mucho para hacer el pacto y conservar la silla”, ha manifestado el edil, que ha añadido sentirse “ofendido” porque sus compañeros no han valorado el trabajo que ha hecho en la concejalía durante estos cuatro años.

Artigau tiene la opinión de que el comunicado enviado no ha hecho más que evidenciar una crisis en la militancia del PDeCAT, y más cuando se convocó una asamblea extraordinaria de manera rápida de la que él no forma parte porque no es militante. “Ganaron por un solo voto de diferencia”, ha dicho en referencia a la votación que se hizo el martes para aceptar una renuncia del concejal que él no había manifestado. “Hemos conseguido ser el hazmerreír de todos los partidos políticos. Esto es lo que ha conseguido la señora Gené”.

Lluís Abella, líder de la formación, también ha recibido palos de su compañero. “Ha tenido una actitud pasiva aunque vaya diciendo que escucha y toma decisiones. Se ha escondido detrás de la presidenta y no ha tenido liderazgo”, ha dicho Artigau, que ha concluido su intervención apuntando que todavía espera que le expliquen por qué escogieron las concejalías de Turisme, Serveis y Protecció Ciutadana y no Urbanismo. “Por el bien del consistorio, del gobierno y del PDeCAT espero que hagan una reflexión profunda. Después de estas declaraciones sé que se cierran muchas puertas pero también se abre la de la libertad de expresión”.