“Esta misma mañana me ha comunicado la Guardia Urbana de Cambrils que en la pasada, se denunciaron dos entradas violentas en viviendas.

Una de estas agresiones se frustró porque un vecino observó algo sospechoso y llamó a la Guardia Urbana

La zona de los hechos está en el cruce de Joan XXIII y Tomás de Victoria

Que sirva este hecho delictivo para reforzar nuestros llamamientos para que de la forma que nos sea posible, atender nuestras propiedades

O haciendo visitas periódicas o pidiendo la colaboración de algún vecino

No podemos olvidar que nuestro barrio, en la época invernal, queda muy desatendido y aunque la G. Urbana y los Mossos hagan patrullas de forma periódica, no pueden estar 24 horas de guardia”