En los próximos días el consistorio sacará a concurso público el proyecto que tiene un precio de ejecución

Como ya adelantamos hace pocas fechas, este puente, solicitado por nuestra Asociación desde hace bastantes años, por fin parece que ya tiene luz verde
Cuando esté acabado, simplificará bastante la circulación rodada y mejorara la seguridad peatonal
Pocas veces, pero de cuando en cuando colgamos noticias positivas

El Ayuntamiento de Cambrils está dando solución a las reivindicaciones históricas de sus vecinos. Hace unos días se iniciaban las obras de demolición del puente de la antigua N-340 y ahora el consistorio sacará a concurso público otro proyecto que acabará con otra de las barreras arquitectónicas del municipio.

Se trata de la construcción de un paso en el barranco del Regueral que unirá las calles de Cristòfor Colom y de Scala Dei, una conexión que lleva interrumpida desde hace años y que obliga a los cambrilenses a pasar por la calle de Monestir de Poblet, dando mucha más vuelta para recorrer una distancia relativamente corta y cargando el tramo de vehículos y viandantes de manera innecesaria.

El concejal de Serveis, Espai Públic y Medi Ambient, Antonio Laguna, apunta al Diari que esta obra supondrá “una mejora” para los vecinos. “La zona ganará mucho con la conexión de las calles, se hará un carril de ida y otra de vuelta. Ahora está el problema de que no se podía circular por el lado del barranco y con la obra ganaremos más permeabilidad”, explica.

Se mantiene el puente

El proyecto propone la construcción de un paso para vehículos y viandantes que se hará con catorce cajones de hormigón prefabricados de 8 metros de largo, 2 metros de alto y 1,20 metros de ancho que conectarán el tramo, dejando un carril de 9 metros de ancho y unas aceras de 2,20 metros de ancho. El último paso de las obras será colocar una barandilla para preservar la seguridad de los vecinos y evitar posibles caídas al barranco.

Laguna apunta que en los próximos días el consistorio sacará a concurso el proyecto con un precio de ejecución por contrato de 138.128,09 euros. El objetivo del gobierno es adjudicar las obras antes de final de año. Una vez licitado, el período de ejecución será de un mes, aproximadamente. “Ya tenemos los permisos de la Agència Catalana de l’Aigua (ACA) y los trámites burocráticos hechos, solo falta ver quién será el encargado de hacer las obras”, dice el concejal.

Remanente de tesorería

El nuevo paso del Regueral forma parte del paquete de obras de mejora y planes de ocupación que se incluyó en la modificación de crédito de 1.367.269 euros, aprobada en el pleno del pasado agosto y financiada con el remanente de tesorería. Entre los proyectos previstos se incluye la construcción de la avenida de Charles Darwin; la rehabilitación de la Torre del Port; la renovación de la maquinaria del Patronat de Turisme, y diferentes mejoras en el Parc del Pescador y en la Biblioteca Municipal Pública.

Además, el consistorio tiene previsto impulsar los primeros planes de ocupación de su mandato que supondrán la contratación de 20 personas.