Oleada de críticas al nuevo skyline del Port de Cambrils

Noticias

Vale, se ha hecho. Y ahora qué?

Pues a aguantarnos, porque nadie tendrá responsabilidades

El ayuntamiento dirá que Ports es quien concede la explotación y que no pueden hacer nada, que ya ha sido mucho conseguir rebajar el nivel y que sea de color blanco

Que buenos que son, no nos los merecemos.

Nuestros representantes municipales, ya no sé a quienes representan

Penoso

La instalación de las edificaciones que dan servicio a la dársena de turismo náutico tapan la visión de la base de la Torre del Port

Las nuevas edificaciones impiden ahora la visión de la base de la torre del Port
Las edificaciones, desde el muelle de acceso inferior

«Horroroso no, lo siguiente»; «Y delante de la torre… !»; «Se han lucido»; «Vergonzoso» «Parece que Cambrils les importa poco», «No tiene nada de identitario, ni de cambrilense, ni de estético». Estos son algunos de los centenares de comentarios de vecinos de Cambrils que pueden leerse en las últimas horas en las redes sociales. Se han originado después de la instalación de las edificaciones que darán servicio a la nueva dársena portuaria destinada a turismo náutico. La opinión unánime es que alteran el aspecto de la fachada marítima del municipio y de su icónica imagen de la Torre del Port al fondo, de ahí la polémica que se ha suscitado

Las casetas ocultan ahora la visión de la base de la Torre desde el lado opuesto del puerto, donde atracan las barcas de arrastre, y desde dentro de la propia dársena. También son bastante visibles desde el muelle inferior que da acceso al propio pantalán. Desde la parte superior del Passeig Marítim tienen menor impacto.

La construcción y explotación de la dársena está liderada por BeCharter, la empresa del grupo Hermanos Guasch especializada en el sector de alquiler de embarcaciones. Obtuvo la concesión por 15 años tras el concurso público de Ports de la Generalitat, que es el titular del puerto.

Según ha podido saber el Diari Ports ha consensuado totalmente las edificaciones ahora instaladas con el propio Ayuntamiento de Cambrils. Pese a que por normativa no estaba obligado a ello el ente portuario aceptó retocar hasta ocho veces el diseño de las edificaciones con el objetivo de minimizar al máximo su impacto.

El aspecto actual no es aún definitivo, ya que faltan por instalarse algunas cristaleras que darán mayor visibilidad, profundidad y transparencia al espacio, que cuenta con una inversión de 535.000 euros y se llamará Marina Cambrils. No cambiará ya su volumetría.

Respecto a los primeros diseños se ha rebajado la altura. Es algo inferior a la que tenía la caseta provisional que había instalada hasta ahora. También se acordó cambiar el color, que es blanco en concordancia con las embarcaciones que podrán alquilarse. Se apostó también por un pasillo interior entre las edificaciones para suavizar el impacto visual.

En esas edificaciones deben ubicarse los distintos servicios de la dársena, con capacidad para 45 embarcaciones, como son las oficinas, las duchas y baños para los clientes, el guardarropa, el área de reciclaje y el almacén.

Ports y la propia compañía Guasch prefieren mantenerse ahora mismo al margen de toda esta polémica, consultados por este periódico. La próxima semana explicarán los beneficios que supone este proyectoTampoco el Ayuntamiento se ha pronunciado aún sobre el desencanto que ha producido entre muchos vecinos.

La Associació de Veïns del Barri del Port de Cambrils ya alertó de que las edificaciones podrían alterar la estética actual de la fachada marítima, la pasada semana a través del Diari, después de tener acceso a algunos de los diseños que se estaban manejando.

Deja un comentario, solo usuarios registrados

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.