Consideran que el servicio debe cambiar en varios aspectos. El Ayuntamiento dice que no ha recibido quejas de las asociaciones

Una vecina deposita la basura (en este caso papel y cartón) en un contenedor de la calle Lleida

Secomsa (Serveis Comarcals Mediambientals SA) es la empresa pública que se encarga de la limpieza y recogida de basura de Cambrils. Su forma de proceder no termina de convencer a buena parte de las asociaciones de vecinos de la ciudad, que reclaman una revisión del sistema y una mejora del servicio.

 

Más allá del debate político, los representantes vecinales de la Llosa, El Regueral, Nucli Antic del Port y Molí de la Torre –Anna Maria Franquet, Leonardo Roca, Montse Matas y Mariano Pérez, respectivamente–, coinciden en señalar que el servicio debería mejorar. Cada uno de los portavoces de los barrios tienen sus respectivos problemas e inquietudes y consideran que a la empresa se le debe exigir más para obtener la satisfacción del servicio prestado.

Anna Maria Franquet, de la Llosa, explica que «uno de los problemas que hemos padecido con el calor es que los contenedores subterráneos emiten malos olores. Aunque se vacíen cuando corresponde, el líquido y parte de la basura queda en la parte inferior de la batería y eso no se limpia, causando un desagradable olor en días de calor».

Montse Matas, del barrio del Port, añade que «nuestra zona es singular por el número de restaurantes y negocios relacionados con el mar. La limpieza debería ser más intensa para elimiar este olor y aquella basura que lo origina».

En El Regueral, Leonardo Roca considera que los contenedores que están en algunas de las calles del barrio «son de hace muchos años y como tal deberían renovarse. Además, vacían los contenedores, pero si hay basura en las inmediaciones se queda allí día tras día».

El problema del Molí de la Torre, explica Mariano Pérez, es la ausencia de papeleras. «Sólo tenemos un par en la zona infantil y la mayor parte del tiempo están a rebosar». También admite que en esta urbanización con tantos jardines particulares y comunitarios hay un buen número de contenedores de poda, que no siempre se utilizan correctamente. Pérez asegura que muchas empresas esperan a que haya ausencia policial –horas de entrada y salida de las escuelas– para poder vaciar el camión de resto de poda y evitar llevarlo a la deixalleria.

Respuesta del concejal

El concejal de Serveis, Espai Públic i Medi Ambient, Antonio Laguna, admite que las quejas que transmiten estas asociaciones vecinales no han llegado a su despacho. Reconoce que todo es mejorable, pero que él no tiene quejas y considera que el servicio que presta Secomsa en la ciudad es bueno y eficaz.

Recorte de prensa